Image top

Destinos originales para una escapada de Fin de Año

Si eres de los que piensan que hacer una escapada de Fin de Año trae buena suerte, este post está especialmente pensado para ti. Viajar en Nochevieja y tomar las uvas en un destino lejos de casa nos va a hacer descubrir nuevos rincones, ya sea dentro o fuera de España, a la vez que empezamos el nuevo año con buen pie. Ya sea por alejarnos del bullicio de la ciudad y por empezar el año en el entorno natural de una casa rural, por conocer tradiciones diferentes a las campanadas, por vivir una festividad repleta de luces y fuegos artificiales o, porque no decirlo, por huir de las interminables sobremesas familiares todos son buenos motivos para planear algunos viajes de Fin de Año. Ve metiendo en la maleta la lista de buenos propósitos y la lencería roja para recibir el Año Nuevo en alguno de los destinos que te proponemos a continuación:

Madrid, el destino clásico por excelencia

Vale, quizás no sea un destino para viajar en Nochevieja muy original pero es todo un clásico patrio. ¿Quién no ha seguido alguna vez por la tele las campanadas desde la madrileña Puerta del Sol? Atrás quedan para la posteridad esos momentos previos a las uvas con Martes y 13, las extravagantes capas de Ramón García y más recientemente, los modelitos de La Pedroche. Dejando la historia de la televisión a un lado, ver en directo las campanadas desde el reloj de la Real Casa de Correos es un momento mágico que emociona a cualquiera. Así que ya lo sabes, Madrid siempre es un destino infalible para una escapada de Fin de Año.

París: una escapada de Fin de Año de lo más romántica

Si estás pensando en irte fuera de nuestras fronteras para ponerte todos los complementos del cotillón, te sugerimos otro destino que no falla: París. Vivir una escapada de Fin de Año en la capital de Francia junto a tu pareja sube el romanticismo por las nubes. Contemplar la torre Eiffel, pasear por el barrio de Montmartre o comer crepes para celebrar la Nochevieja lo convierten en un viaje de ensueño. ¿Quieres añadir un punto de originalidad a tu viaje de Fin de Año? Prueba con este crucero nocturno navegando por el Sena y deja que la Ciudad de las Luces haga el resto. ¡Acierto seguro!

31 de diciembre a lo grande en Londres

Celebra el Fin de Año como un auténtico inglés y vive las campanadas del Big Ben, canta la canción tradicional de «Auld Lang Syne» y tira los «party poppers» (tubos de los que sale confeti). Después solo queda ir al pub hasta las tantas para sentir que has disfrutado plenamente de tu escapada de Fin de Año. Tras este trote, ¿te quedan fuerzas para finiquitar los regalos de Navidad? Si eres de esos rezagados que lo dejan todo para el último momento, tranquilo, Londres es un destino ideal para ir de compras. A los famosos mercados de Camden, Portobello y Brick Lane Market le puedes sumar una visita a los míticos almacenes Harrods. ¿Temes al exceso de equipaje? No te preocupes, te ponemos fácil el shopping navideño con esta lista de regalos.

Fin de año en Londres
Fin de Año en Londres

Escapada de Fin de Año hípster en Berlín

En la capital de Alemania saben bien lo que se hacen en cuanto a fiestas se refiere y el último día del año no iba a ser menos. ¿Eres un amante de la música electrónica? ¡Has llegado al sitio adecuado para descubrir el mejor viaje de Fin de Año! El 31 de diciembre preparan una celebración multitudinaria al aire libre que va desde la Puerta de Brandeburgo hasta la Columna de la Victoria. Dos kilómetros de música en vivo, set de dj ´s y un gran espectáculo de luz y láser aderezados con comida y bebida. Si prefieres algo menos abarrotado siempre puedes probar en el mítico club Berghain e intentar que su portero te deje entrar. ¡Buena suerte!

Fin de año en Berlín
Escapada de Fin de Año en Alemania

Nochevieja soleada en Tenerife

Si hay un destino por excelencia para una escapada de Fin de Año que se aleje de la típica postal invernal navideña, ese es el de las Islas Canarias. Y es que acercarte a las Afortunadas, y concretamente al sur de Tenerife, te aseguran el sol en el firmamento. ¿Hay algo más original que viajar en Fin de Año para comerte las uvas desde una playa paradisiaca? Además de contemplar el cielo estrellado desde alguno de los miradores del Teide o probar la gastronomía isleña en algún guachinche, puedes sumarte a la tradición del 1 de enero de darte un baño en el mar como símbolo de renovación y pureza. Una tradición que, seguro, te traerá suerte para empezar el año de la mejor manera. También puedes optar por un relajado baño de aguas termales en un hotel balneario, si eres más de agua dulce. ¡Feliz Año Nuevo!